La reventa

¿Como la tercerización afecta a los promotores de eventos y a los consumidores de los mismos?

Todos hemos ido a un concierto y nos ha tocado ver decenas o hasta cientos de personas afuera del recinto ofreciendo boletos; y si eres uno de los que no alcanzo o dejó para último momento la compra de sus tickets, sabrás lo frustrante que es ver que ahora cuesta hasta 5 veces su valor de mercado.

Pero ¿esto es correcto? ¿No hay manera de evitarlo? A ti como promotor ¿te es indiferente mientras hagas soldout?

Vamos a tratar de responder esas dudas.

¿Cómo afecta a los consumidores?

Afecta a su economía; no está demás decir, que es injusto que fans reales no puedan obtener un boleto por el canal de distribución oficial y tengan que recurrir a un tercero, tercero que aprovecha dicha situación para generar más ingreso, sin aportar realmente al evento.

Termina habiendo cientos de fans que desanimados por experiencias previas, ya no quieren ir o consumen menos dentro de los eventos (Spoiler alert de una afectación a los organizadores de eventos).

¿Cómo afecta al promotor del evento?

Cada que un boleto fue adquirido por un tercero y revendido a un precio mayor, es un peso que no obtuvo el promotor de su evento, que muchas veces pierde o no obtuvo un margen de ganancia sensato por el esfuerzo que conllevo el realizarlo.

Como Taylor Swift y su equipo de trabajo probaron, puedes aumentar el costo para desincentivar la reventa y acercando (a un precio más razonable que en reventa) el producto a su real comprador. Sin mencionar que cada peso que el cliente ahorra es un peso más que puede usar para comprarse una cerveza, una pieza de merchandising o pagar el transporte de regreso a casa.

¿Cómo afecta al artista del show?

Los artistas se nutren de su público, siempre van a preferir más fans que disfruten ese show en vivo a ese que está sentado sin interactuar, mientras más fans reales hay, mejor ambiente se crea en el concierto. Creo que esto ayuda también al asistente al evento, ¿no? ¡es como un círculo virtuoso!

¿Cómo solucionarlo?

  1. Como adelantamos en la parte de arriba, en 2015, Taylor Swift agotó todos sus boletos, pero… aparecieron en plataformas de reventa a un triple de su precio original normalmente.
    Para su siguiente gira, no solo aumentaron el costo, si no que por medio de una plataforma de fans, donde hacían preguntas en concreto, aseguraban que el que compraba era un fan y no un tercero.
  2. Hay también en la tecnología formas de cambiar el bien que es un boleto, volviéndolo algo más seguro, donde por ejemplo, volviendo al ticket un ente vivo por medio de blockchain y que sólo puedes tener con base tu smartphone, donde si no puedas asistir al evento, puedas revenderlo con un candado al sobreprecio.
  3. Otro ejemplo, BTS el monstruo Surcoreano, ha logrado comunicarse con sus fans como ningún otro. Tienen un esquema de cobro mensual para ser parte del Army: pagas una mensualidad que te asegura tener acceso a los boletos antes que nadie, venta exclusiva de merch, contenido solo para sus miembros y otras prácticas de Inbound Marketing (Que pronto hablaremos de estrategias de ese tipo para artistas) que mantienen al fan enganchado y siendo prioridad en todo lo que hacen.

En Boletia estamos constantemente trabajando para democratizar la industria del entretenimiento y crear tecnología para hacer una mejor experiencia para todos.

Publicado por boletia

Boletia es una plataforma online, de uso Do It Yourself, destinada a satisfacer a quienes quieran organizar un evento.

Deja un comentario Cancelar respuesta